HIDROTERAPIA – TERAPIA ACUÁTICA

La Hidroterapia o Terapia Acuática es una herramienta de la Kinesiología que combina diversas técnicas de rehabilitación, aprovechando al máximo las propiedades y bondades que nos ofrece el medio acuático. Una posibilidad fundamental que brinda el agua es la disminución del peso corporal, lo que permite mayor liviandad para moverse y quitar estrés a las articulaciones.

La atención está abierta para todo público, no es necesario saber nadar, y se realiza en función de las necesidades de cada persona, ya que hay que tener en cuenta cada patología y los síntomas que cursa. Están brindadas por una Licenciada en Kinesiología y Fisiatría, y Profesora de Educación Física, que combina los conocimientos de estas disciplinas para obtener un mejor resultado.

Es importante entender que la Terapia Acuática es un complemento del proceso de rehabilitación, por lo que además, fuera del medio acuático, también pueden emplearse más técnicas que permitan alcanzar una mejor eficacia del tratamiento.

CONSULTAS

Si estás interesado contactate con el natatorio vía mail o telefónica al 4543-3661,
o también directamente con la Licenciada Yamila Seifert vía WhatsApp al 15-4076-3573.

BENEFICIOS DE LA HIDROTERAPIA

• Favorece al sistema respiratorio y al circulatorio.
• Produce un efecto de relajación física y mental.
• Produce un efecto analgésico.
• Disminuye las contracturas musculares.
• Contribuye a mejorar el sistema inmunológico.
• Reduce el impacto de los movimientos en las articulaciones.
• Favorece el equilibrio y la propiocepción.
• Permite aumentar la fuerza muscular
• Facilita los movimientos y además permite alcanzar mayor rango en ellos.
• Disminuye la sensación de miedo y ansiedad del paciente hacia la terapia.


Algunos ejemplos de patologías que se pueden tratar

• Cervicalgias
• Dorsalgias
• Lumbalgias
• Rectificaciones
• Escoliosis
• Espondilolistesis
• Espondilolisis
• Espondilitis anquilosante
• Pinzamientos, Discopatías, Hernias de disco
• Posquirúrgicos
• Fracturas
• Luxaciones
• Desgarros
• Distensiones, esguinces
• Tendinitis
• Lesiones de meñiscos
• Gonartrosis
• Artritis reumatoidea
• Artrosis
• Fibromialgia
• Neuralgias
• Enfermedad de Parkinson
• Lesiones deportivas